Situación de los niños soldados en Sierra Leona

Los niños eran considerados los más valiosos

En tiempo de conflicto los niños soldados son la mejor arma

En el norte del continente africado —específicamente en Sierra Leona— se utilizan menores de edad para el combate, por su agilidad, destreza y mentes puras que fácilmente pueden ser modificadas. Muchos de estos niños mueren sin haber llegado a los 15 años, sin familia y sin conocer otras oportunidades. Sin embargo, hay sobrevivientes dispuestos a contar sus historias y evitar que esta situación se repita

Luz Marina Quevedo P

 

En el año 1991 el Frente de Unión Revolucionaria (FUR) en Sierra Leona —África— comienza ataques contra el gobierno de turno de ese país. Estudiantes radicales conducidos por Foday Sankoh ingresan al FUR con la intención oponerse a una clase política que consideran “corrupta” y que los ha mantenido “pisoteados”. De esa forma comienzan ataques contra la sociedad, especialmente la sociedad civil. El FUR que se encontraba ubicado a un lado del país comenzó a expandirse desplazando a los habitantes.

Justo el año anterior, la Organización de Naciones Unidas (ONU) había decretado a Sierra Leona como una de las naciones más pobres del mundo; y una vez que con la aparición del FUR se inicia la guerra civil, en ese país se prohíbe la exportación de diamantes al resto del mundo. Sin embargo, ya el FUR controlaba más del 80% del contrabando de diamantes hacia Europa y América del norte.

Desde sus inicios, el FUR bajo el lema “puesto que la sociedad civil no esta con nosotros, nosotros estamos aquí para destruirlos”. Algunas familias pudieron sobrevivir a los ataques, por ello los militantes del FUR comenzaron a reclutar niños —sólo aquellos que consideraban preparados— a sus filas.

Los niños podían cumplir misión de soldados, peones o esclavos sexuales, todo dependía de su edad, género y quien los alistara. Es así como este grupo da con Tamba, un niño que fue reclutado como soldado una vez que toda su familia fue capturada.

Tamba comenta que su mente fue modificada a matar, primero vio como atacaban a su madre y los soldados le preguntaban si tenía miedo y luego dice haber comido pólvora con algún tipo de droga lo cual “cambió su mente a matar”. Mientras tanto Sasko, se encontraba en la misma situación: reclutado a la fuerza por el FUR. Su ingreso fue distinto, cuenta que le vendaron los ojos y lo obligaron a disparar, esa situación no le permitió dormir varios días y luego se adaptó a la situación.

Estos niños no podrían ser vistos en público juntos, mucho menos hablar entre ellos, ya que se consideraba que se encontraban conspirando, contra uno u otro bando. Así como el FUR decide reclutar niños a sus filas, el gobierno de Sierra Leona también lo hace y los entrena para combatir desde pequeños y que crezcan con odio hacia los otros.

Tamba y Sasko consideran que estos grupos utilizan niños soldados ya que son más valiosos: sus mentes son fáciles de moldear, no tienen voluntad, desconocen normas y jerarquías, así que pueden ser utilizados para realizar cualquier trabajo.

Durante 10 años estos niños formaron parte de las filas del FUR, asesinando inocentes sin saber las consecuencias y formando parte de una guerra que empezó por la ambición de poder y se perpetúa por poder y diamantes.

En 1999 comenzaron las desmovilizaciones de los niños soldados en toda Sierra Leona. En el año 2000 el periodista Sorious Samira busca a Tamba y Sasko y les ofrece la oportunidad de retirarse del conflicto y así volver con sus familias. Ambos niños aceptan la oferta, es allí cuando se abren al periodista y son capaces de contar sus historias sobre el tiempo que pasaron en la selva.

Sasko decide quedarse en un pueblo cercano y construir casas, mientras que Tamba se dirige a la ciudad de Firetown donde decide asistir a la escuela y preparar su futuro. Ambos jóvenes se encuentran agradecidos a Dios que según declaran les permitió abandonar esa situación.

En 2003 los niños, ahora adolescentes se reúnen con la ayuda del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Ambos hablan como si el tiempo no hubiera pasado, recuerdan su participación en el conflicto y agradecen no estar allí, ya que ahora pueden practicar deportes, asistir al colegio y compartir tiempo con sus familiares.

Tamba también forma parte de Family Homes Movement un movimiento en el que los ex niños soldados que han quedado huérfanos participan, así pueden gozar de educación y tener una familia sustituta por haber perdido la de ellos en el conflicto. En este caso Tamba es un colaborador, siempre agradece contar con su familia aún después de haber salido del conflicto armado.

El 25 de febrero del año 2000 es lanzado el Protocolo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a los conflictos armados, el cual establece que cualquier persona menor de 18 no puede ser reclutado en filas militares ni voluntariamente, ni por la fuerza.

Anuncios

2 pensamientos en “Situación de los niños soldados en Sierra Leona

  1. Pingback: Balones para niños con fusiles | SesiónDeControl.com

  2. Me parte el alma y me quita el sueño saber por lo que estos niños padecen y son obligados a hacer, cada vez que veo una pelicula o un documental sobre este conflicto pienso en mi hija y se me llenan los ojos de lagrimas , se me nubla el alma, como puede el ser humano ser tan mezquino y cruel como para robarle la inocencia a un niño? separarlode su familia y torturalo hasta q no queda mas que un vació en su pequeñas mentes practicamente son arrancados sus recuerdos y sueños, le pido a Dios por esas almas que aún quedan en medio de esa pesadilla y por sus familias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s