Entrevista: Nancy Hernández

Nancy Hernández, psicóloga con vocación social y dedicación educativa

Educación y preocupación social

Nancy Hernández de Martín es conocida como defensora de la educación en este país a través de las sociedades de padres y representantes, lucha que la apasiona día a día. A los 13 años decidió ser atea después de ser llamada mentirosa por un sacerdote y es fermíntoriana por sangre y título. También es una madre orgullosa de sus hijos a quiénes quiere y respeta sobre todo. A pesar de su matrimonio con un personaje político ha sabido mantenerse independiente y ser reconocida por su labor y no por su esposo

Por: Luz Marina Quevedo

Es aproximadamente una hora antes del medio día en su residencia de El Marqués, al este de Caracas. Nancy Hernández se encuentra organizando la fiesta navideña del edificio en el cual vive y no esperaba que esa actividad le tomara toda la mañana. Pide disculpas tres veces. La tercera vez anuncia que está lista para dar la entrevista.

Ha estado decorando y trabajando toda la mañana, viste una camisa azul cielo con la palabra Colombia escrita en el pecho, el cabello oscuro y corto, a pesar del calor lleva un chaleco puesto y sus ojos resguardado tras lentes de montura de pasta. Se sienta en un modesto banco del jardín y allí está dispuesta a dedicar todo el tiempo necesario para la entrevista.

A sus 54 años Nancy Hernández fue presidenta y fundadora de la Federación Nacional de Padres y Representantes (Fenasospadres) idea que nació desde la Sociedad de Padres y Representantes del Colegio Santiago de León de Caracas, en el que sus dos hijos: Víctor y Mariana realizaron sus estudios, desde educación pre escolar hasta el último año de bachillerato.

“Yo era presidente de la Sociedad de Padres, era una comunidad bastante activa y participativa. Incluso cuando el movimiento mil once estuvo mucha gente del Santiago involucrada”. Después de esa experiencia, la comunidad presidida por Hernández decidió convocar a un encuentro de padres del área metropolitana del Estado Miranda, ya que en el año 2006 la propuesta de Ley Habilitante del Presidente Chávez involucraba la reforma de la Ley Orgánica de Educación.

“Al encuentro vinieron representaciones de veinte estados del país. Lo que comenzó como un encuentro pequeño se convirtió tuvo asistencia de más de seiscientas asociaciones de padres y representantes de escuelas públicas y privadas”. Éste fue el inicio del movimiento que en febrero de 2007 se constituyó como Fenasopadres, cuya presidenta de aquel primer periodo fue Nancy Hernández.

Con la propuesta “a la escuela se va a aprender” esta fundación de apenas tres años ha logrado retroceder tres de los cuatro proyectos de reforma educativa en Venezuela, dejando claro que “esta no es una organización opositora, cuando se trata de nuestros hijos no tenemos color político”.

Actualmente sus dos hijos están graduados y tras dejar la presidencia de Fenasopadres, Hernández es miembro permanente del consejo consultivo de la misma federación y participa activamente en su comunidad vecinal.

Bachiller en humanidades del liceo Fermín Toro de Caracas y psicóloga de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Nancy Hernández asegura que siempre ha estado involucrada en el campo educativo, tal como dice “antes de ser psicólogo, antes de ser mamá, siempre he tenido una altísima preocupación social; fui delegado de curso desde primer año de bachillerato”.

Ingresó a la UCV a mediados de la década de 1970, allí su espíritu social aumentó al formar parte del Frente de Reconstrucción Estudiantil de la Universidad Central de Venezuela (Fre-ucv), debido a que la universidad había perdido sus núcleos de representación estudiantil entre 1960 y 1975. Al ayudar a la reconstitución de los centros de estudiantes de la UCV y la Federación de Centros Universitarios (FCU), se dedicó al Centro de Estudiantes de Psicología los años restantes de su carrera.

Con el título de psicóloga en mano, une su carrera con su interés: la educación. “Entré a trabajar en el área educativa, pero de la reinserción social. Fue en el Instituto Nacional del Menor como psicólogo, cuando lo menos que tenían esos niños y sus padres era acceso a la educación. No resulta azaroso que yo haya estado y haya preferido entre las opciones que tenía, entrar a ese mundo y estuve ahí alrededor de 10 años”.

Más tarde se unió a la UCV, pero en el área fundacional con la actividad cultural de esa universidad. Pasó por el Consejo Nacional Electoral (CNE) en el área de Recursos Humanos y culminó su trabajo allí como formador de recursos electorales. “Por cualquier parte de mi vida siempre he estado vinculada a la formación y la educación de niños y adultos donde quiera que esté he estado trabajando para educar, porque además lo más importante que tiene un país es su educación, la riqueza más importante que tiene un país es un recurso humano”.

Su pasión por el tema educativo se deja sentir, al conversar sus manos se mueven libremente, intenta explicar y recalcar cada punto y no le gusta dejar temas por fuera. Todas sus respuestas llegan al punto en el que la educación se vuelve protagonista.
Es por tal razón que no puede dejar de expresarse por la reciente suspensión de clases en el país por motivo de las lluvias “quienes tomaron la medida [de suspensión] por un lado no saben nada de lo que representa perder un día de clases en educación y creo que tampoco les importa mucho la educación en ninguno de sus aspectos”.

Caraqueña de nacimiento entró en primer grado a los 5 años, sabiendo leer y escribir. Por el trabajo de su madre terminó la primaria en la escuela República de México de Maracay, Estado Aragua. De esa escuela recuerda que no había timbres anunciando la entrada o salida de clases, sino valses venezolanos, los estudiantes podían votar por sus autoridades y estaba llena de jardines.

Hubiera querido terminar allí sus estudios, pero vuelve a Caracas cuando estaba en tercer año, “a mitad de año”. Pese al intento de ingresar en el liceo Fermín Toro,  liceo de tradición familiar, debe entrar en un colegio privado religioso*, ya que el Fermín Toro no aceptaba estudiantes a mitad de año.

Es en ese colegio donde se revela y decide no creer en Dios. Ahora lo cuenta como una divertida anécdota: durante el sacramento de confesión el sacerdote le pregunta si tiene novio, su respuesta fue negativa. “Él me dijo mentirosa y yo le dije ‘no el mentiroso es usted’”. Considera que para ese momento el colegio tenía un doble discurso y que “era mejor parecer bueno que serlo”. Por esa razón sus hijos son bachilleres de un colegio laico como el Santiago de León de Caracas, del que opina que tiene una educación crítica y así forma a sus estudiantes.

Tras el incidente en el colegio de monjas termina sus estudios de secundaria en el liceo Fermín Toro al igual que su hermana, primos y madre. Allí descubrió su vocación como psicóloga, formó parte del Centro Ferrito (nombre del Centro de Estudiantes del Liceo Fermín Toro) y como miembro de ese centro logró la construcción de las canchas de básquet y volibol del liceo.

 

Actualmente no conoce la situación actual de su liceo, está al tanto de que es un liceo bolivariano donde entrenan, entre otras actividades, las guerrillas comunicacionales. Conoce que aquellas canchas por las que luchó ahora le pertenecen a una organización comunal y el auditorio donde recibió su título de bachiller le corresponde a una asociación gubernamental.

Durante sus años de bachillerato confesó estar entre los estudiantes más destacados, miembro del centro de estudiantes, del grupo de teatro y el equipo de volibol, es decir, desde muy pequeña ha estado acostumbrada a tener días llenos de actividad.
Conoció a su esposo en la universidad.

“Creo que Américo acababa de salir de la cárcel, lo acababan de indultar. Y yo era representante estudiantil en mi escuela y nos conocimos en estas actividades políticas”. Nancy Hernández contrajo matrimonio tres años después de su graduación universitaria con el político de izquierda Américo Martín, hace 27 años.

No suele usar su apellido de casada, y es independiente en sus proyectos “nunca le he tenido que pedir permiso en nada”. Al preguntarle si su pareja ha influido en algunas acciones profesionales simplemente se atreve a decir “si yo no fuese así, no me hubiera casado con él y si él no fuera así, no me hubiera buscado”.

“Tenemos un par de hijos bellos [Víctor, 24 años y Mariana, 20 años], inteligentes y nada fáciles; muy críticos porque han sido criados en democracia. Tienen valores, aprecian la familia y no tienen el menor temor en decirnos cualquier observación”. Haber criado a sus hijos en libertad tiene gran valor para ella, porque como expresa, desde pequeños han aprendido a decir lo que piensan y sienten.

Hernández se llena de orgullo por sus hijos, la forma como han crecido y se han desarrollado independientemente. “Nunca fue fácil para ellos ser hijos de figuras públicas, especialmente en momentos tan difíciles como estos donde hay un sector de la sociedad que se mueve en una burbuja y el otro en otra burbuja”.

Siempre les da el ejemplo de que en su época podía ir de fiesta un fin de semana a Propatria y al siguiente en La Lagunita sin sentir temor alguno y espera desde su trabajo devolverles un poco de la Caracas en la que ella maduró.

Ahora, con 57 sus hijos dicen que tiene el doble de energía que ellos; quieren, respetan y se enorgullecen de su madre y su constante lucha social. Nancy Hernández espera contribuir a la formación del país, cada día aporta su grano de arena y le pregunta al resto de los padres: ¿Qué país le esperan dejar a sus hijos?

*el nombre del colegio fue omitido por petición de la entrevistada: “el colegio no es responsable de la actitud de sus clérigos”.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s